10 Beneficios de una alimentación saludable

Alimentación saludable

16 de marzo de 2021

Cervezas artesanales canarias: qué las hace especiales

En Canarias encontramos cervezas artesanales elaboradas con filosofía KM 0

LEER+

10 Beneficios de una alimentación saludable

Seguir una dieta saludable impacta positivamente en ti

15-04-2021

Puede que lleves un tiempo considerando mejorar tus hábitos alimenticios, que estés buscando un mayor equilibrio entre dieta y actividad física para encontrarte más fuerte y disfrutar de una salud inquebrantable. Aquí te traemos algunos beneficios que te ayudarán a dar el salto definitivo.

  1. Refuerza tu sistema inmunitario.
  2. Mejora la digestión y evita dolores de estómago.
  3. Previene la aparición de carencias nutricionales.
  4. Mejora el ánimo.
  5. Niños y niñas crecen y se desarrollan mejor.
  6. Mejora el rendimiento escolar y profesional.
  7. La cesta de la compra se vuelve nutritiva y económica.
  8. Ayuda a tener una piel sana.
  9. Facilita mantener un peso adecuado para ti.
  10. Previene enfermedades.

1. Refuerza tu sistema inmunitario
Mejorar tu dieta y seguir una alimentación saludable supone incrementar el consumo de frutas y verduras, moderar las fuentes de hidratos de carbono y proteínas, alcanzando el equilibrio de nutrientes y un consumo calórico adecuado.
Tanto una dieta con exceso de calorías como una con déficit significativo de calorías impacta negativamente en tu sistema inmune.

2. Mejora la digestión y evita dolores de estómago
Los platos más ligeros, sin ingredientes grasientos y pesados facilitan la digestión, reducen la pesadez de estómago y evitan dolores innecesarios.

Las dietas con alto contenido en fibra ayudan al tránsito intestinal y reducen el estreñimiento.

Especialmente en las cenas se recomiendan comidas ligeras que ayuden a la correcta digestión durante la noche, y a olvidar las interrupciones del sueño por molestias estomacales.

3. Previene la aparición de carencias nutricionales
Consumir ingredientes variados: frutas, verduras, pescados, huevos, lácteos, etc., te ayudan a diversificar el tipo de nutrientes que recibe tu organismo. De esta forma, es menos probable que se produzcan carencias nutricionales y que tengas que recurrir a suplementos.

4. Mejora el ánimo
Otro de los beneficios de una alimentación saludable es que los alimentos ricos en vitaminas y triptófano tienen cierto impacto sobre el ánimo, porque incrementan la serotonina y las endorfinas, hormonas vinculadas a la felicidad.

5. Niños y niñas se desarrollan mejor
La alimentación variada y saludable es la base de un adecuado crecimiento durante la infancia. Las carencias de nutrientes, la obesidad o la malnutrición condicionan el desarrollo infantil y aumentan las posibilidades de padecer enfermedades crónicas a lo largo de la vida.

6. Mejora el rendimiento escolar y profesional
Una dieta con niveles adecuados de vitaminas y omega 3 refuerza la capacidad de aprendizaje y la concentración, y disminuye el estrés.

Niños, niñas y personas adultas que comen de forma habitual pescados grasos, aguacates, aceite de oliva o frutos secos presentan un mejor rendimiento en actividades mentales.

7. La cesta de la compra se vuelve nutritiva y económica
Seguir una dieta saludable no implica hacer un mayor gasto económico, al contrario, es una oportunidad para hacer una mejor planificación de las compras y reducir la inversión en alimentación.

¿Cómo? A través de la elección de productos frescos de temporada. Durante las épocas de recolección de alimentos como los higos, las naranjas o la piña su precio disminuye porque la producción es alta y no se trabaja como exclusivo o difícil de encontrar.

Puedes decantarte por alimentos frescos ecológicos y de proximidad, así consumirás una materia prima con mucho sabor, cero químicos y a un precio muy equilibrado en relación con la calidad.

Créditos: Kristyna Henkeova – Shutterstock

8. Ayuda a tener una piel sana
La reducción del consumo de alimentos excesivamente grasos unido al incremento en la ingesta de frutas y verduras, así como una buena hidratación, repercute positivamente en tu piel. Minimizar el consumo de grasas saturadas disminuye la posible aparición del acné, y en el caso de verduras y frutas, aportan antioxidantes que ayudan a suavizar los efectos del envejecimiento.

9. Facilita mantener un peso adecuado para ti
El peso no es un indicador de salud por sí mismo, sin embargo, es evidente que un exceso significativo de peso repercute negativamente en tu día a día. Una alimentación saludable te ayudará a mantenerte en un peso adecuado para enfrentarte a la vida cotidiana sin molestias en las rodillas, dificultades respiratorias para subir escaleras o rampas, o fatiga al realizar esfuerzos extra.

10. Previene enfermedades
Una dieta equilibrada, variada y con un consumo reducido de alimentos ultraprocesados, como la bollería, las galletas industriales o los refrescos azucarados, ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes tipo 2, las afecciones cardiovasculares, enfermedades autoinmunes, etc.

AUTORÍA

Equipo Ecolocal

LOS + VISTOS

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

COMPARTIR